Multi design of light bulb for creative innovation invention ide

La transferencia del conocimiento científico desde la Universidad a la empresa puede constituir un factor clave que implique una ventaja competitiva. Potenciar la relación entre la Universidad y la Empresa contribuye activamente al desarrollo económico regional, apoyando e impulsando los procesos de innovación y desarrollo tecnológico como estrategias de competitividad del entorno empresarial. El papel de la Universidad empieza a ser visto como un importante conductor del crecimiento económico y la colaboración entre la Universidad y la empresa se incrementa de forma constante. Aunque, la transferencia de conocimiento científico de las universidades a la industria se ha visto como un factor condicionante en el desarrollo económico de un país, también es visto como un problema complejo con muchas implicaciones difíciles de abordar.

Por este motivo se ha ido generando un ecosistema de innovación donde los actores públicos y privados tratan de propiciar y fortalecer estas relaciones bajo la economía del conocimiento. Las economías basadas en el uso eficiente del conocimiento tienen mayores oportunidades de crecimiento. El proceso de innovación de la triple hélice se caracteriza por que la academia, el gobierno y la industria actúan conjuntamente para crear o descubrir nuevo conocimiento, tecnología o productos y servicios que se pueden transmitir a los usuarios. Y el modelo de innovación se centra en explicar el desarrollo de las economías basadas en el conocimiento, donde la estructura de la sociedad se ve continuamente alterada por las transformaciones que se originan en las tecnociencias. El proceso de innovación de la triple hélice pretende actuar conjuntamente para crear o descubrir nuevo conocimiento, tecnología o productos y servicios que se pueden transmitir a los consumidores.

En este contexto los investigadores juegan un papel fundamental como generadores de conocimiento. Cómo trasladar este conocimiento a la sociedad y las empresas es una cuestión importante de debate. Desde la Cátedra Interuniversitaria Ecosistema Murcia Innova (EMURI), tratamos de analizar todas las interrelaciones que se producen entre los diferentes actores del ecosistema de innovación con el objetivo de impulsar una mayor participación entre sus actores. En este sentido es necesario conocer la opinión de todas las partes involucradas. En este documento expondremos, de forma resumida, lo que opinan los investigadores con relación a las ventajas y problemas que se derivan de las relaciones universidad y empresa.

Las principales ventajas, en opinión de los investigadores, claramente tienen que ver con un aspecto de contribución social más que el beneficio económico propio. En concreto, la principal ventaja para el investigador es la creación de puestos de trabajo estables para becarios investigadores del grupo. De la misma forma, consideran muy ventajoso trasladar los resultados de la investigación a la sociedad y aprovechar el conocimiento para la creación de productos innovadores para incorporar al tejido empresarial. Por el contrario, los investigadores consideran menos ventajoso que la actividad con empresas le mejore el currículum investigador, no consideran que la actividad con empresas sea muy ventajosa para el acceso a ayudas para la transferencia del conocimiento al sector productivo y que les vaya a ayudar en gran medida trabajar en temas prácticos para trasladar experiencias a los estudiantes.

Por otra parte, los investigadores se enfrentan a una serie de barreras o dificultades en sus relaciones con las empresas. En general, hacen referencia a la falta de recursos tanto en capital financiero, capital humano y tiempo. Así, las principales barreras son la falta de incentivos en la carrera investigadora, problemas de financiación, carencia de habilidades comerciales y emprendedoras, falta de apoyo desde la administración, falta de tiempo, aspectos burocráticos y falta de formación empresarial.

Una vez expuestos cuáles son los principales problemas, barreras y ventajas, pasamos a analizar cuáles son las principales acciones que llevarían a cabo los investigadores para reforzar las relaciones de las empresas con los grupos de investigación. Consideran prioritario posibilitar la incorporación de los investigadores en la plantilla de la empresa, durante las fases iniciales, y compatibilizándolo con su actividad universitaria; invertir en ayudas para la creación de empresas de base tecnológica; primar la innovación y la creación de empresas en la carrera docente; y facilitar ayudas económicas para la contratación de personal dedicado a la transferencia.

El interés de todas las partes involucradas por estimular las relaciones entre la empresa y la universidad es evidente. Un mayor conocimiento de los problemas y sobre que soluciones adoptar enriquecerá sin duda nuestro eco-sistema de innovación regional.

Domingo García Pérez de Lema,

Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UPCT y Secretario de EMURI.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *