Recuerdo la sensación de pánico y de angustia al enfrentarme a una cuartilla inmaculadamente blanca para escribir mis primeras ideas acerca de la Tesina de Licenciatura en la Universidad Autónoma de Madrid, allá por el verano de 1981. Recuerdo los titubeos, los borrones, la falta de un claro hilo conductor entre lo que tenía en la cabeza y lo que finalmente aparecía en el papel. Estos días he vuelto a sentir ese desconsuelo y esa falta de inspiración para escribir. Parece irónico que sienta esa ansiedad el mismo que ha estado convenciendo sobre la utilidad y la necesidad de escribir sobre innovación a los que me han precedido en esta sección de opinión del experto que, con esta, está ya en su vigésimo cuarta edición.

Pero vayamos a lo esencial, parece que fue ayer cuando presentamos en 2019 ante centenares de alumnos, investigadores, inversores, empresarios, directivos y expertos en I+D, el proyecto Ecosistema Murcia Innova, EMURI. Nuestro proceso ha seguido la secuencia propia de cualquier proyecto de innovación, en el que originariamente  tiene que haber un grupo de personas con actitud positiva por lograr un objetivo claro, ambicioso y posible. Seguidamente nos pusimos a construir un alto nivel de comunicación y de confianza entre nosotros mismos y, una vez conseguido, tratamos de generar confianza entre las tres hélices que constituirían nuestros fundamentales colaboradores. Convencimos a un conjunto de empresas innovadoras para que creyeran en nosotros y que se comprometieran a asignar recursos económicos y personales. Ya con el apoyo de un puñado de generosos empresarios y directivos, convencimos a las tres universidades de la necesidad de su participación, diciéndoles que podrían trabajar colectivamente sin perjudicar el cumplimiento de sus objetivos individuales. Tras ello, la Administración Regional aceptó formar parte del proyecto y nos dio la bendición final. Llegados a este punto, y con un claro espíritu de colaboración entre empresa, ciencia y gobierno, nos pusimos a trabajar para contribuir al desarrollo de la sociedad murciana en este caso, a través de la innovación en proceso.

Lo que he expresado hasta aquí ha sido nuestro tránsito por el “Valle de la muerte” que, aunque no ha sido fácil, no nos ha apartado ni un ápice de nuestro verdadero propósito, que es también “la innovación en producto”. Para ello, asumimos que la justificación socioeconómica de una empresa es que haya un producto (en adelante sinónimo de servicio o negocio) demandado por un mercado. Sin mercado no hay producto, y sin producto no hay empresa, además de que en este mundo hiper-competitivo, sin una estrategia de crecimiento no es posible la supervivencia a largo plazo de una compañía. El desarrollo de nuevos productos es la clave para el crecimiento y la supervivencia empresarial. Pero la estrategia de innovación no es fácil, ni rápida, ni produce resultados a corto plazo. Para tener éxito es preciso asumir que la innovación requiere de: visión estratégica, dirección comprometida, proceso formalizado, personal cualificado, información relevante, compromiso y recursos para su ejecución (estos son los determinantes sobre el éxito de nuevos productos según los últimos estudios científicos).

El objetivo de EMURI es ofrecer un conjunto de servicios para aumentar los niveles de innovación y competitividad de las empresas de la Región de Murcia. Todo ello sin olvidar que la ciencia genera valor en la sociedad, y que el nivel de éxito de la triple hélice viene influido por el tipo de implantación y el diferente grado de ejecución en cada territorio.

Explicar en este texto el grado de cumplimiento de los objetivos de EMURI no es posible, pero sí lo es dejar claro los éxitos de algunas de las innovaciones de las empresas que han creído, apostado y financiado EMURI. Permítanme presentarle algunos de los nuevos productos desarrollados por estas empresas valientes y disruptivas, que usan la tecnología y la ciencia para ofrecer al mercado soluciones mejores que las de sus competidores.

  • AMC Global: AMC fabrica el mejor gazpacho refrigerado de España según la OCU.
  • ANECOOP: El ‘brocomole’ de ANECOOP, único producto español nominado al Fruit Logística Innovattion Award.
  • CAJAMAR: CAJAMAR Innova ha creado un Hub de Innovación para la gestión sostenible del agua y la generación de nuevas tecnologías para la agricultura.
  • EL DULZE GROWERS: Incorpora los códigos visuales de Bleecker Technologies para mejorar su productividad y trazabilidad en sus procesos productivos y logísticos.
  • EL POZO ALIMENTACIÓN: La gama Rolling & Salsa  de ElPozo King Upp, que se presenta en tres recetas: Rolling Kebab pollo y pavo al curry; Rolling burrito carne barbacoa cheesy; y Rolling Wrap pizza cheese & bacon, premio Sabor del Año 2024.
  • FECOAM: Desarrolla proyectos de innovación e investigación AQUAINNOVA, PROALMUR, INNOLAND, IA MERCADOS, CITRIAFORO con el objetivo de aumentar la competitividad empresarial de las cooperativas.
  • HEFAME: El proyecto FARMACIA+ consiste en que cada farmacia puede gestionar su base de datos, realizar comunicaciones y promociones personalizadas.
  • MARNYS: Los productos Bioatopic Repair, Ricinlash y Lendremar, premiados en los V Orgànics Clean Awards. La firma ha sido elegida Mejor Marca Limpia para Niños 2024.
  • NAWTER: Nawter está especializada en convertir los desechos orgánicos de animales en bio-estimulantes, con los que obtiene nuevos productos de gran utilidad para la agricultura.
  • NUEVA COCINA MEDITERRÁNEA: La mejor calificación según la OCU de la ensaladilla rusa es para Hacendado, que es elaborada por Nueva Cocina Mediterránea.
  • GRUPO ORENES: Nace Yaass Casino, la prometedora apuesta online 100% con el ADN Orenes.
  • PORTAVOZ: La agencia murciana Portavoz gana el premio nacional Anuaria a la campaña más innovadora en medios digitales.
  • POSTRES REINA: Kéfir Natural es la nueva apuesta para ofrecer al consumidor un producto funcional y más saludable en formato líquido o cremoso.
  • PRIMAFRIO: Llega a España el primer camión propulsado por aceite vegetal hidro-tratado, prototipo desarrollado por DAF y PRIMAFRÍO con nuevo combustible que reduce emisiones CO2 en un 90%.
  • VOCALI: Lanza Invox Medical que permite que los médicos puedan centrarse en sus funciones y gestionar los temas rutinarios a través solo de la voz.

Sin duda, estas innovaciones son un vivo ejemplo de cómo el desarrollo de nuevos productos, aunque es difícil, complejo y arriesgado, al mismo tiempo es muy rentable y beneficioso para la sociedad desde un punto de vista económico, social, laboral y medioambiental.  Desde EMURI seguiremos trabajando para que dentro de 5 años haya más empresas convencidas de este mensaje, que oferten nuevos y mejores productos a los consumidores que, sin duda, permitirán aumentar los niveles de renta, el conocimiento y la competitividad de la Región de Murcia.

José Luis Munuera

Catedrático de la Universidad de Murcia y director de EMURI

Con esta entrega, cerramos los cuatro análisis destinados al Panel de Innovación Regional (RIS) elaborado por la Comisión Europea, que incluye a 240 regiones. En este caso examinaremos la evolución de las 17 autonomías españolas –particularmente de la Región de Murcia– a lo largo del periodo (2016-2023). En la tabla, además de las comunidades españolas, figuran las cinco regiones más avanzadas y las cinco más atrasadas, con el fin de situar los sistemas de innovación en el escenario europeo. Respecto a las primeras, destaca que tres permanecen en el grupo de líderes en los dos años, que se corresponden con las áreas territoriales de las capitales de Alemania, Dinamarca y Suecia. Las dos suizas pierden esa privilegiada posición a favor de una alemana –Alta Baviera (Múnich)– y otra nórdica: Finlandia Meridional (Helsinki). Nótese que, en las cinco, su RIS baja de nivel relativo (UE-27=100) en el periodo considerado.

En la distribución hay menos cambios en las cinco posiciones últimas. Cuatro regiones rumanas (y una búlgara) se sitúan en los puestos más atrasados en los dos años, junto con dos regiones búlgaras en la plaza 236. En fin, los sistemas regionales de innovación dan lugar a disparidades interregionales muy acentuadas. Basta decir que, en 2023, el nivel del RIS de la región de Copenhague multiplicó por más de ocho al del área suroriental de Rumanía, con el agravante de que las cinco más atrasadas también sufren un deterioro de su índice relativo entre los dos años del intervalo. El término utilizado por la Comisión Europea para este tipo de regiones es el de “emergentes”, lo que no deja de ser un eufemismo si se considera el nivel y la evolución de sus indicadores de innovación.

Las regiones españolas se encuentran en una amplia franja de la ordenación que, en 2023, se extendió desde el puesto 72º del País Vasco al 209º de Canarias. Conviene añadir que, en ese año, solo cuatro se sitúan en la mitad superior de la tabla y, el resto lo hacen en la mitad inferior (trece). Ciñéndonos a su evolución, únicamente las cinco primeras mejoran su posición: de forma firme País Vasco, C. de Madrid, Cataluña, Navarra y, con inferior vigor, C. Valenciana. Las restantes descienden puestos en mayor o menor medida. Las mayores caídas se registran en Castilla-La Mancha (25 plazas), Andalucía (16), Región de Murcia (12) y Extremadura (11). Asturias, Baleares y La Rioja experimentan una bajada de 8 posiciones. En definitiva, dentro del escenario europeo, se produce una divergencia entre las posiciones relativas de las regiones españolas, mejorando su situación las mejor ubicadas y empeorándola las más atrasadas.

En el caso de la Región de Murcia, debe quedar claro que el resultado de 2023 no es esporádico, sino la consecuencia de un declive gradual. En el trienio 2016-17-18, la situación permaneció estable, con una tenue mejora, que propició la mejor plaza (148) en 2018 a lo largo de los dos cuatrienios. En el siguiente (2019-20-21), se registra un empeoramiento que acarreó una caída hasta el puesto 155 en 2021. En el bienio final, persiste esa perniciosa tendencia: 162 en 2022; 163 en 2023. En definitiva, una trayectoria que solo cabe calificar como insatisfactoria. El leve progreso del RIS de nuestra comunidad entre 2016 (76,2) y 2023 (76,7) refleja un tímido avance respecto a la media europea, pero el retroceso descrito es la prueba palpable de que el aumento ha sido superior en otras regiones europeas, entre las que se encuentran Castilla y León, Cantabria y Asturias, que han sobrepasado el nivel de la Región de Murcia entre esos dos años. ¿Acogemos esa negativa senda de nuestro sistema regional de innovación con indiferencia? ¿O con la actitud de que es fruto de fuerzas inexorables ante las que no cabe oponer más que resignación?

Hay una premisa que concita un acuerdo general: la estructura productiva de la Región de Murcia debe ir orientándose gradualmente, pero sin titubeos, hacia actividades intensivas en conocimiento. Para conseguirlo es necesario articular una estrecha y eficiente colaboración entre las AAPP, los centros de investigación y los agentes empresariales, con el objetivo de estimular la inversión en capital tecnológico y capital humano, que es el único camino para incorporar los avances científicos y técnicos –el conocimiento– a los procesos productivos, organizativos y comerciales. Y esa es, sin duda, la clave de bóveda que debe guiar la arquitectura de las políticas regionales que tengan como fin el incremento del crecimiento potencial de la economía murciana.

  • La exvicepresidenta senior de Walt Disney, Michelle Greenwald, ha analizado el impacto de las nuevas tecnologías en las empresas
  • El evento ha estado organizado por el INFO y se enmarca en el encuentro anual de la Cátedra Ecosistema Murcia Innova

La falta de cualificación, el desconocimiento hacia las nuevas tecnologías y la alta inversión son algunos de los principales obstáculos para que las empresas de la Región adopten la inteligencia artificial. Así lo ha destacado Michelle Greenwald, exvicepresidenta senior de Walt Disney, en el sexto encuentro anual de la Cátedra Ecosistema Murcia Innova (EMURI), celebrado hoy en la Facultad de Economía y Empresa de la UMU.

El evento, apoyado por el Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO), ha reunido a 500 directivos de compañías referentes en I+D y representantes y alumnos de la UCAM, UMU Y UPCT. El objetivo principal ha sido exponer las claves sobre cómo combinar la I+D y el marketing para fomentar la competitividad, enfocada en los retos y posibilidades que presenta la aplicación de la inteligencia artificial.

“El uso de las tecnologías de marketing y la IA apenas ha comenzado. Se está moviendo a la velocidad de la luz y las compañías no pueden quedarse atrás si quieren seguir siendo competitivas”, ha explicado Greenwald. La experta también ha señalado que existen oportunidades para incorporar estas tecnologías, pero que los directivos “deben tener mentalidad innovadora, invertir en nuevas herramientas y en nuevo talento especializado en estas áreas”.

Además, la ponente ha indicado que “las empresas ya establecidas y de nueva creación deberían experimentar y sentirse cómodas con la inteligencia artificial generativa en actividades de creación y desarrollo de productos y servicios”.

Alcanzar la media de la UE en I+D+i para el año 2030

Esta jornada se enmarca en el VI encuentro de la Cátedra Ecosistema Murcia Innova, un proyecto que nació en 2018 para “promover la innovación y la colaboración entre la universidad, la administración y la empresa con el fin de que la Región alcance en 2030 unos valores similares en I+D+i a los que tiene la media de la Unión Europea”, ha destacado su director, José Luis Munuera.

Para alcanzar este objetivo, la Cátedra impulsa diferentes proyectos e iniciativas. Entre ellas destaca el primer del curso de Dirección y Gestión de la Innovación, la creación de paneles expertos para identificar el rol que debe tener la sociedad civil en los procesos de I+D+i o el desarrollo de trabajos de fin de grado para reforzar la conexión y fortalecer la transferencia de conocimiento entre la universidad y la empresa.

Forman parte de este proyecto entidades referentes en innovación —Fecoam, El Dulze, AMC Innova, Grupo Fuertes, Grupo Orenes, Nawter, Hefame Grupo Postres Reina, Portavoz, Primafrio, Nueva Cocina Mediterránea, Anecoop, Cajamar, Marnys y Vócali—, la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), la Universidad de Murcia (UMU) y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Consejería de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor.

La experta en innovación Michelle Greenwald ofrecerá una conferencia el próximo 29 de febrero en el salón de actos de la Facultad de Economía y Empresa de la UMU

La experta en innovación Michelle Greenwald ofrecerá el próximo 29 de febrero una conferencia sobre la importancia de combinar la innovación y el marketing en las estrategias empresariales. Para ello, analizará diversos casos de éxito de empresas como Walt Disney, Mattel, Pepsi-Cola, General Foods o Nestlé, compañías en las que ha desarrollado su actividad profesional.

La charla, organizada por el Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO), se enmarca en el VI Encuentro de la Cátedra Ecosistema Murcia Innova (EMURI) y tendrá lugar a las 12.30 horas en el salón de actos de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Murcia.

Durante la jornada, que reunirá a directivos de compañías referentes en I+D y a representantes de las tres universidades de la Región, también se abordará los retos actuales y las oportunidades para impulsar la innovación en el tejido empresarial de la Región.

Las inscripciones para asistir al ‘VI Encuentro Ecosistema Murcia Innova’ ya están abiertas y se podrán realizar de forma online hasta completar aforo. Los interesados deben rellenar el siguiente formulario: https://bit.ly/42z6tqM.

Más sobre Ecosistema Murcia Innova

Ecosistema Murcia Innova (EMURI) es una Cátedra que trabaja desde 2018 para fomentar la competitividad del tejido empresarial murciano y fortalecer la colaboración entre la universidad, la administración y la empresa. Todo ello con un objetivo concreto: lograr que la Región alcance en 2030 unos valores similares en I+D+i a los que tiene la media de la Unión Europea.  

Forman parte de este proyecto entidades referentes en innovación —Fecoam, El Dulze, AMC Innova, Grupo Fuertes, Grupo Orenes, Nawter, Hefame Grupo Postres Reina, Portavoz, Primafrio, Nueva Cocina Mediterránea, Anecoop, Cajamar, Marnys y Vócali—, la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), la Universidad de Murcia (UMU) y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Consejería de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor.

En España hay más de 150.000 investigadores trabajando tanto en universidades como en Organismos Públicos de Investigación (OPIs). Constituyen la gran fuerza bruta de la ciencia española, y por eso deberían ser el motor principal de la innovación y el desarrollo de nuestra sociedad. Sin embargo, por muchos motivos (la mayoría ajenos a los propios investigadores), la Universidad no es esa locomotora de la innovación que cabría esperar.

En efecto, muchas de las innovaciones generadas en centros públicos de investigación mueren en una publicación científica, algunas posibles patentes se quedan en un cajón y muy pocos investigadores llegan a tener o a participar en la creación de una empresa. Mientras tanto, los investigadores mueren ahogados por la burocracia del día a día y asfixiados por una carrera valorada exclusivamente en términos curriculares y de publicaciones científicas.

La consecuencia es que nos encontramos con que gran parte de la innovación tiene su origen en el sector privado, que no considera un socio preferente a las universidades al comprobar que las tasas de comercialización de las investigaciones públicas son muy bajas y que la transferencia que se produce desde la Academia es escasa y poco efectiva. Como muestra de los claros desequilibrios del sistema español de ciencia y tecnología, estos cuatro datos reflejan un panorama desalentador:

  1. La inversión privada de empresas en la I+D de la Universidad es baja y se reduce paulatinamente en los últimos años. Menos del 6% de la financiación de la I+D de la Academia procede de las empresas, lo que confirma que el interés del sector privado por financiar investigaciones públicas es muy bajo.
  2. Las empresas tienen poco interés en colaborar con Universidades y OPIs. A la hora de realizar I+D, las empresas españolas prefieren colaborar con otras empresas privadas (65,12%) frente a las universidades (10,54%). Dicho de otra manera: los organismos públicos de investigación no son socios preferentes para las empresas.
  3. El número de solicitudes de patentes realizadas por las universidades españolas sigue una tendencia decreciente en los últimos años y con un ingreso medio por patente casi residual.
  4. El número de spin-offs creadas se va reduciendo en la última década, (79 en 2020 frente a las 131 del año 2010).

Con estas evidencias necesitamos políticas efectivas que apuesten por el fomento de modelos de investigación equilibrados, que puedan crear las condiciones para que el personal docente e investigador pueda desarrollar innovaciones con propósito e impacto, sin que esto comprometa su carrera investigadora. Con modelos de investigación equilibrados no nos referimos a dirigir al científico hacia determinadas líneas de investigación, sino a crear las condiciones para que tenga el propósito claro de hacer, dentro de su línea de investigación, la mejor investigación posible, la más relevante, puntera, transferible y deseable por el mercado y la sociedad, todo ello sin perder su rol de investigador científico.

Un buen marco conceptual ya clásico para entender y definir políticas que equilibren los modelos de investigación es la «Matriz de Stokes» o «Cuadrante de Pasteur». Este modelo define dos dimensiones básicas: el «interés por la búsqueda de conocimiento básico» (eje vertical) y el «interés por la aplicación» en el eje horizontal. De este modo, en la matriz quedan definidos 3 modelos de ciencia deseables:

  • Cuadrante de Bohr o investigación científica, que tiene el potencial de generar el nuevo conocimiento per se.
  • Cuadrante de Edison o investigación aplicada para satisfacer necesidades concretas.
  • Cuadrante de Pasteur o investigación inspirada en el uso que produce nuevo conocimiento y una aplicación clara para la sociedad.

En modelo, por último, recomienda alejarse del cuarto cuadrante o zona taxonómica.

En definitiva, hoy más que nunca en nuestra historia necesitamos modelos de investigación equilibrados que provengan de políticas científicas adecuadas y un sistema público de ciencia y tecnología orientado a crear conocimiento útil y transferible. Necesitamos diseñar mecanismos que desliguen en gran medida al científico de los méritos curriculares vinculados a las publicaciones. Necesitamos más que nunca a nuestros científicos. No nos podemos permitir perder el motor más importante de nuestra innovación. Investigadores de la Academia, os necesitamos.

José Javier Ruiz

Fundador de Prismático Innova

Miembro del Equipo de Trabajo de EMURI 

 

El desarrollo agrario y el aumento de la competitividad son dos de los principales objetivos en los que está trabajando la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (FECOAM). Para alcanzarlos, la entidad trabaja en diversas líneas de investigación y colaboraciones en materia de innovación tanto en el ámbito regional, nacional y europeo.

En este vídeo, puedes conocer algunos de sus proyectos:

Diseño sin título

Nuestro patrono El Dulze Growers explica en La 7TV cómo incorpora los códigos visuales de Bleecker Technologies para mejorar su productividad y trazabilidad

Área de contenido

Este año hemos seguido trabajando con un objetivo claro: que el porcentaje de inversión regional en I+D+I respecto al PIB sea en 2030 la media actualde la Unión Europea. Con este fin, EMURI ha creado espacios de conocimiento y reflexión donde empresas, universidades y la administración pública, tres agentes clave para impulsar la I+D+i, han unido fuerzas para seguir impulsando la Innovación en la empresa y en la sociedad

A continuación, hacemos un repaso por los momentos más importantes de estos últimos doce meses:

El ‘PERTE Chip’, protagonista del V Encuentro EMURI

En abril celebramos nuestro encuentro anual en el que pudimos analizar la realidad de la Región en términos de I+D+I y compartir los retos y tendencias actuales de innovación. También tuvimos la oportunidad de poner en valor los trabajos y logros alcanzados por la Cátedra delante de representantes del tejido empresarial, directivos y expertos en I+D de la Región.

Además, acercamos por primera vez a la Región de Murcia las claves del ‘PERTE Chip’, un proyecto que tiene como objetivo situar al país como un referente en el diseño y la fabricación de estos elementos, reduciendo la dependencia de suministro con Asia y Estados Unidos. Jaime Martorell, actual comisionado especial para el PERTE de Microelectrónica y Semiconductores, fue el encargado de ofrecer las claves.

Lanzamos la segunda edición del curso de Dirección y Gestión de la Innovación

En octubre pusimos en marcha el 2º Curso de Dirección y Gestión de la Innovación. Esta edición, que sigue en desarrollo, incluye el doble de sesiones y horas de enseñanza. Además, participan cerca de 30 ponentes expertos en I+D+i. El objetivo principal es que los directivos y ejecutivos que acudan puedan tomar sus decisiones de innovación de forma eficaz y sean capaces de crear productos más competitivos para el mercado.

Paneles con expertos para identificar oportunidades y barreras de la I+D

Este año retomamos los paneles de expertos con empresarios para analizar el rol que debe tener la sociedad civil en los procesos de I+D+i. Ejemplo de ello es el celebrado en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) donde se destacó la importancia de promover la cultura de la innovación en todo el sistema educativo con el objetivo de formar a ciudadanos creativos, críticos y comprometidos con la I+D.

Organizamos un foro sobre la importancia de comunicar la innovación

En verano organizamos un foro con los responsables de comunicación de nuestras empresas patronas, y con la empresa Nueva Cocina Mediterránea, que también apoya EMURI y comparte su propósito, con el fin de repasar las acciones que estamos desarrollando desde la Cátedra, plantear iniciativas conjuntas y compartir experiencias sobre la importancia de comunicar la innovación.

Participación en el VII Congreso Nacional de Científicos Emprendedores

Fuimos colaboradores del VII Congreso Nacional de Científicos Emprendedores, un evento organizado por la Universidad Católica de Murcia (UCAM), que tiene como fin impulsar las relaciones entre todos los agentes del ecosistema emprendedor nacional. En concreto, nuestro director, José Luis Munuera, y Estrella Núñez, vicerrectora de la UCAM y parte de nuestro equipo de dirección, participaron en una de las mesas redondas.

Firma del convenio con FECOAM

Reforzamos nuestra alianza con la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (FECOAM) para trabajar de forma conjunta en un estudio sobre innovación, tecnología y la especialización inteligente para las cooperativas agrarias y la economía social de la Región de Murcia.

Colaboramos en el ‘Datathon’ de Grupo Orenes y ENAE

Otras de las iniciativas destacas fue la colaboración en el ‘Datathon’ organizado por Grupo Orenes y ENAE. Una actividad para fomentar la inteligencia artificial y apoyar la transformación digital de nuestra Región. Durante la jornada, los participantes analizaron problemas de predicción basados en datos reales del Mercado de Correos, resolviendo el mayor número en el menor tiempo posible. De esta forma, han tenido la oportunidad de enfrentarse a situaciones empresariales y de poner en práctica sus habilidades analíticas y creativas.

Seguimos trabajando para fortalecer la transferencia de conocimiento de la universidad a la empresa

Uno de los retos que se plantea nuestra Cátedra es seguir reforzar la conexión y fortalecer la transferencia de conocimiento entre la universidad y la empresa. Para lograrlo, los trabajos de fin de grado son una gran oportunidad. Por ello, este año, miembros de nuestro equipo de trabajo han sido los tutores de los TFG de los estudiantes de la Universidad de Murcia. Estos son los trabajos realizados:

  • Autor: Joaquín García González Título: Innovación y competitividad empresarial en el mercado de frutas de hueso de las Región de Murcia. Una aplicación a la cooperativa ‘La Vega de Cieza’ (FECOAM)
  • Autor: Miriam Hernández Vera Título: Difusión de proyectos de innovación de Primafrio a clientes europeos.
  • Autor: Pablo David Nieto López Título: Innovación y competitividad empresarial en las hortalizas de la Región de Murcia: una aplicación a la cooperativa GREGAL (FECOAM).
  • Autor: Mariano Ibáñez Boluda Título: Innovación y competitividad empresarial: aplicación al sector del entretenimiento. Una aplicación a Grupo Orenes.
  • Autor: Rubén Fernández Lozano Título: Plan de comunicación interna para fomentar la innovación y la competitividad en Andamur.

Newsletter de innovación mensual

Uno de nuestros objetivos es la difusión de la I+D+i tanto en el ámbito regional, nacional como internacional. Para ello, pusimos en marcha en 2022 una newsletter mensual, que ha continuado este año, donde recogemos las últimas noticias en esta área. Además, también cuenta con un artículo excelente que analiza los datos estadísticos más importantes de la Región y a nivel nacional en I+D+i, una opinión del experto y  testimonios de empresas referentes en I+D+i de la Región.

En conclusión, es de vital importancia que la cátedra realice distintos proyectos para seguir promoviendo la innovación y fomentar la colaboración entre diferentes organismos en materia de innovación.

En la anterior newsletter examinamos los inputs del proceso innovador de las regiones españolas, a partir de los datos del panel Regional Innovation Scoreboard (RIS). Lo habitual es que las aportaciones que utilizan los indicadores de I+D+i concedan más relevancia al esfuerzo realizado (input) que a los resultados alcanzados (output). Hecho que puede quedar reflejado en la clara primacía que ostenta la ratio Gasto en I+D/PIB en el terreno que nos ocupa. Sin embargo, lo realmente importante es el output resultante, es decir, los frutos del proceso de innovación para el conjunto de la sociedad, entre los que cabe destacar los que promueven un enriquecimiento del tejido productivo, mejorando su productividad y competitividad. Obviamente, suele haber una relación entre esfuerzo y resultados, pero se registran asimetrías de mayor o menor trascendencia, como se comprobará a continuación. El gráfico muestra el indicador agregado de los resultados del proceso de innovación en las comunidades autónomas. Los cambios respecto a los correspondientes a los inputs no son menores. A título ilustrativo: a) La Comunidad Valenciana pasa de la 6ª a la 1ª posición, adelantando a País Vasco, Navarra, Comunidad de Madrid y Castilla y León; b) Esta última región pasa del puesto 5º al 11º; c) Baleares del 15º al 9º… Y, en lo que más nos concierne, la Región de Murcia progresa cinco plazas, de la 12ª a la 7ª. Sin duda, es mucho más conocido el mediocre registro que nuestra comunidad ofrece en términos de inputs de la I+D+i que el meritorio puesto que, en el concierto nacional, alcanza en relación con el output innovador.

Por tanto, conviene detenerse a analizar los indicadores que determinan ese resultado agregado. La tabla recoge los seis componentes del RIS que, conforme a la selección realizada por COTEC, determinan los resultados del proceso de innovación. Recordemos que los indicadores normalizados con los valores de 240 regiones europeas se circunscriben a un intervalo que se extiende de 0 a 1 y, por tanto, cabe concluir que un montante inferior a 0,5 equivale a un suspenso en tal contexto. La tabla muestra 102 datos relativos a los 6 componentes de las 17 CC.AA. y solo en la cuarta parte de los mismos la nota supera la barrera del 0,5. Por consiguiente, de entrada, las comunidades españolas se vuelven a encontrar en una situación de atraso en el escenario regional europeo. No obstante, la mejora es sustancial respecto a los resultados de los inputs. En el indicador agregado son tres que las que rebasan el umbral de 0,5: Comunidad Valenciana, Cataluña y País Vasco. Y cuatro no están lejos del registro anterior: Comunidad de Madrid, Navarra, La Rioja y Región de Murcia. Sinteticemos la información:

  • % de PYMES innovadoras en productos y procesos. El suspenso es general. Nuestra comunidad con un ramplón nivel de 0,317 se ubica en la 8ª posición.
  • % PYMES innovadoras en procesos organizativos y comerciales. Se reproduce la insuficiencia anterior, incluso con peor nota que, concretamente, en la Región de Murcia cae a 0,284, lo que acarrea ubicarse en la plaza 12ª.
  • En Solicitudes de patentes solo Cataluña aprueba, situándose el registro murciano en 0,359 con el puesto 9º.
  • La mejoría es palpable en Solicitudes de marcas, con siete aprobados, entre los que no se encuentra el País Vasco, pero sí la Región de Murcia, con una cota de 0,731 –alta en el contexto europeo– lo que propicia la 5ª posición a escala nacional.
  • Los resultados de Solicitudes de diseños se encuentran a medio camino de los de patentes y marcas, con cuatro aprobados: Comunidad Valenciana, Cataluña, La Rioja y Baleares. Nuestra comunidad con 0,476 se sitúa por detrás de ese umbral, lo que vuelve a situarnos en el 5º puesto.
  • % de Ventas de productos con innovaciones sobre la cifra de negocios. El número de aprobados alcanza un destacado máximo de catorce regiones, con un nivel en el País Vasco (0,913) excelente a escala europea. La Región de Murcia (0,589) se sitúa en la 8ª posición.

         Por consiguiente, pese a evidentes carencias, los resultados alcanzados por las regiones españolas son más solventes por el lado de los outputs que de los inputs. Por otro lado, la situación de nuestra comunidad en el escenario español mejora sustancialmente al progresar de la 12ª a la 7ª plaza, lo que es muy poco frecuente en la mayor parte de los indicadores económicos y sociales. Cabe preguntarse cuáles serían los logros obtenidos con un esfuerzo innovador más cercano a los estándares de la UE. La respuesta es simple: una notable mejora de los resultados alcanzados en un área decisiva para el aumento de nuestro potencial productivo.